MANIFIESTO EMPRESAS CREADORAS

/ Los creadores son agentes activos que mejoran el mundo y las personas.
Contribuyen a la
 economía de un país y su la sociedad y preservan la conservación de la naturaleza y del planeta.

 

2 / Los creadores contribuyen a que no se pierda la producción local y a pequeña escala.
De esta manera se crea comunidad, el motor de una sociedad sana a todos los niveles, se preservan las identidades y el cuidado del planeta.

 

3 / Los creadores ayudan a que no olvidemos cómo están hechas las cosas y que son personas quien las hacen.
De qué materiales, dónde se hacen, quién las hace, en qué condiciones, con qué impacto sobre el medio ambiente…

 

4 / La creación a mano nos conecta con nuestros orígenes y eso hace que respetemos y valoremos el trabajo de nuestros antepasados.

 

/ Hay cosas que no tienen precio, sino un valor incalculable.
La obra de un creador es una de ellas. Tenemos la suerte de que estén a nuestro alcance a cambio de un precio. Es mejor tener menos cosas y pagar el valor justo de lo que compramos. No somos lo que tenemos. Dar dinero a cambio del trabajo de un creador implica respetarle a él y a su trabajo.

 

/ Ganarse la vida creando no le quita alma ni al creador ni a sus creaciones.

 

7 / Los creadores son valientes y pelean por vivir de su trabajo porque creen en lo que hacen.

 

/ Una pieza única o serie limitada es la mejor manera de expresar sentimientos.
Los del creador o los nuestros a través de sus piezas, para regalar o para autoregalarnos.

 

/ La uniformidad y las copias hacen que vivamos en un mundo gris.
Las creaciones hechas a mano permiten que demostremos nuestra personalidad y seamos menos robots creados en serie.

 

10 / El trabajo de los creadores nos recuerda algo vital, que hay otra forma de hacer las cosas, sin tantas prisas.
Que correr siempre y crecer desmesuradamente, sin pararse a pensar, no nos suele llevar a nada bueno.

 

11 / Las piezas de diseño hechas a mano consiguen provocar esta deliciosa cadena:
– El creador es feliz creando
– El cliente alegra sus días cada vez que utiliza una pieza hecha a mano por lo que sonríe más.
– Si el cliente es feliz se sentirá más libre, optimista y seguro de sí mismo para hacer lo que desee. Contagiará su estado de ánimo a su familia y entorno, a la sociedad.

 

12 / Tomarse en serio las palabras disfrutar y jugar a la hora de trabajar es la mejor receta a seguir.

 

13 / Disciplina, rigurosidad y emoción dan resultados extraordinarios.

 

14 / El creador ideal representa muchas de las virtudes del ser humano y ayuda a recordar que todos las tenemos.

Paciencia, respeto, calma, carisma, generosidad, indulgencia, carácter, responsabilidad, templanza, emoción, excelencia, tenacidad, frescura, inocencia, locura, sensibilidad…

 

15 El creador no tiene edad, sexo, color, religión, país o lengua a la hora de crear.

 

16 / La modernidad no está reñida con la tradición, hay que encontrar el equilibrio.
I+T+T (innovación, tradición y tecnología) es el I+D+I (innovación, desarrollo e innovación) de los creadores actuales.

 

17 / El diseño no debe olvidarse de Reutilizar y Recuperar, Re-amar.
Primero nueva vida para el mismo objeto, upcycling (sin traducción en español), y después reciclaje, porque esta opción implica gasto de recursos y a veces contaminación.


18 / El diseño artesano se acerca a la fórmula ideal de diseño: función + estética + calidad + inclusivo + sostenible + pasión.
Es muy difícil pero el diseño, en la medida de lo posible, debe ser inclusivo.

 

19 / El creador que comparte sin miedo su tiempo y su manera de ver y sentir el mundo, su técnica y sus conocimientos enseña y aprende.
Mejora como persona y como profesional. Al salir de su taller se abre a nuevas experiencias que  le enriquecen a él, a su obra y como consecuencia al mundo.

 

20 / Una de las maneras de romper esquemas, de cuestionarse las cosas, de aprender… es a través de la creación.
Los creadores pueden romper sus esquemas a través de su obra y a la vez ayudarnos a romper los nuestros.

 

21 / Sí a la excelencia, no a la perfección; no existe y además hay belleza en lo imperfecto. 

 

22 / Colaborar y compartir son sinónimos de aprender, crecer, mejorar y ser más fuertes.

 

23 Solo deberían existir negocios grandes si tienen conciencia.
No es incompatible con rentabilidad. Las empresas con valores y una misión no olvidan que su éxito es el trabajo de un equipo de personas a nivel interno y externo. Cuanto más se crece más fácil se pierde la humanidad, hay que vigilar que no pase. Por suerte, cada vez hay más ejemplos de que es posible.

Al utilizar este web, aceptas que Empresas Creadoras utilice cookies para mejorar la experiencia de navegación.

ACEPTAR